Imagen cuba

Programa de desarrollo de casas de cultura

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valorar 0.00 (0 Votos)
Pin It

El programa de desarrollo cultural del Consejo Nacional de Casas de Cultura, responde al Programa de Desarrollo del Ministerio de Cultura, traza los objetivos para el periodo 2019-2030. Nuestra proyección estratégica tiene como objetivo principal el cumplimiento de la misión:

 “Proponer, dirigir y controlar la aplicación de la política cultural de la nación a partir del asesoramiento técnico y metodológico a los procesos culturales comunitarios desde la apreciación, creación y promoción artística y la literaria, el fortalecimiento del Movimiento de Artistas Aficionados y la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial”.

Este programa posee un alcance de todo el Sistema de Casas de Cultura, entendido como:

  • Consejo Nacional de Casa de Cultura
  • 13 Centros Provinciales,
  • 2 Departamentos en las Provincias de Artemisa y Mayabeque,
  • 349 Casas de Cultura; de ellas: 175 municipales que incluye la Casa Municipal de Isla de la Juventud y 174 comunales.

Cuenta con siete (7) Áreas de desarrollo:

  • Fortalecimiento del desarrollo Institucional.
  • Formación de capacidades creativas, apreciativas y valores cívicos en niños, adolescentes y jóvenes.
  • Superación profesional del Capital Humano.
  • Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.
  • Fortalecimiento del Movimiento de Artistas aficionados.
  • Trabajo Cultural Comunitario.
  • Promoción nacional e internacional de la labor cultural comunitaria.

Diagnóstico:

Fortalezas:

  • La experiencia y vocación por el trabajo con aficionados y, en general, con el trabajo cultural comunitario.
  • El impacto social que poseen eventos y concursos convocados por el Sistema, Festival de Teatro Olga Alonso, Fiesta de la Danza, Feria Nacional de Arte Popular, Afidanza, Encuentro Debate de Talleres Literarios de adultos e infantiles. Dentro de los concursos, el de plástica infantil “De donde crece la palma”, el “Bailar Casino”, el “Martín Colorín” de literatura infantil y el “Escaramujo” de la Brigada José Martí.
  • Las acciones que tributan a los programas especiales nacionales.
  • Los espacios caracterizados en la programación como vía de formación de públicos
  • La labor comunitaria de los promotores culturales y profesores Instructores de Arte.
  • El trabajo de salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial

 Debilidades:

  • Insuficiente gestión institucional, el base técnico material, la gestión del desarrollo del capital humano y de la comunicación.
  • Estado físico constructivo de los inmuebles a pesar de los esfuerzos realizados por los gobiernos locales.
  • Diagnósticos descriptivos que no reflejan la realidad socio cultural del territorio. Programas de desarrollo cultural de Centros Provinciales de Casas de Cultura (CPCC) con deficiencias en su diseño. Carentes de seguimiento y evaluación.
  • El éxodo de los profesores instructores de arte de las casas de cultura.
  • Débil funcionamiento de los Consejos Técnicos Asesores a todos los niveles.

Problema principal:

  • Insuficiente gestión institucional en su contribución al desarrollo cultural comunitario.

Problemáticas que se derivan:

  • Insuficiente integración de las instituciones dentro y fuera del sistema de la cultura para la atención cultural a individuos, grupos y comunidades desfavorecidas.
  • Deficiente concepción y diseño de la programación cultural que resulte atractiva, novedosa, balanceada y diversa, en correspondencia con los gustos, intereses y necesidades culturales de los diferentes grupos etarios de la población.
  • Retroceso del gusto estético y en la formación de un público con capacidad crítica para discernir entre la diversidad de ofertas culturales actuales.
  • Insuficientes competencias del capital humano para interactuar con la diversidad y complejidad de los procesos socio culturales comunitarios actuales.

Principales resultados obtenidos:

Avances en la confección de inventarios comunitarios y expedientes de expresiones del Patrimonio Cultural Inmaterial permitiendo que la Rumba, el Punto Cubano y las Parrandas Barriales del centro, se hayan declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, así como la declaración del Órgano Oriental como Patrimonio Cultural de la Nación.

  • Avances en un enfoque más integrador de los diferentes actores que participan en la concepción y diseño de la programación Cultural.
  • La existencia de Programas de Desarrollo Cultural y los objetivos de trabajo anuales en las Instituciones del Sistema a todos los niveles.
  • Crecimiento cualitativo del Movimiento de Artistas Aficionados en todos los grupos etarios.
  • Incremento de la participación de profesores instructores de arte, promotores culturales y especialistas en Guerrillas artísticas, proyectos socio culturales, actividades de animación cultural y espacios caracterizados en comunidades, dirigidas a grupos vulnerables desde la programación, particularmente con niños y adultos mayores.
  • Mayor presencia de profesores instructores de arte ocupan cargos de dirección en instituciones de la cultura a todos los niveles, lo que fortalece la comprensión del lugar y papel de las instituciones culturales en los procesos comunitarios.

Tareas en las que debemos continuar trabajando:

  • Continuar trabajando en la formación de públicos.
  • Priorizar la nueva formación y capacitación de los especialistas con énfasis en los profesores instructores de arte.
  • Incrementar cuantitativa y cualitativamente el Movimiento de Artistas Aficionados y la promoción de sus mejores exponentes en los medios de comunicación locales y nacionales, así como en plataformas digitales y redes sociales.
  • Fortalecer la calidad de los procesos participativos de creación y apreciación artística literaria dirigidos a todos los grupos etarios.
  • Fortalecer la preservación y promoción de las expresiones del Patrimonio Cultural Inmaterial en particular de grupos portadores y cultores.
  • Aplicar creativamente a nivel de base, en estrecha coordinación con las entidades rectoras, plataformas de alcance nacional como el Programa Nacional por la Lectura y el Fomento de la Cultura Audiovisual.

Principales antecedentes históricos de este programa:

Durante 40 años, las casas de cultura han estado al servicio de la comunidad, en su quehacer, apegadas al sentir popular, a sus prácticas, a sus saberes y en la búsqueda constante de propuestas que contribuyan a satisfacer los gustos y preferencias de la población, con carácter educativo. Desde las cinco manifestaciones artísticas –artes plásticas, música, teatro, danza y literatura–, y brinda a la población servicios docentes y culturales.

  • El Sistema de Casas de Cultura se vio fuertemente afectado durante la década del 90, en los años del llamado “Período Especial”. Se deterioró su estado físico constructivo, su base técnico material, la mayoría de los Profesores Instructores de Arte emigraron a otros sectores emergentes y mejor remunerados. El Movimiento de Artistas aficionados se redujo considerablemente lo que incidió en los niveles de actividad cultural y la convocatoria que poseían estas instituciones reduciendo su impacto social.
  • Se crearon en todas las provincias las nuevas Escuelas de Instructores de Arte, como parte de la Batalla de Ideas. A sí mismo la Brigada de Instructores de Arte José Martí, movimiento de profesionales de la cultura, que centran su labor en los procesos artísticos y culturales de las Comunidades, particularmente desde centros docentes y casas de cultura.

Las fuentes documentales:

La evaluación de resultados y de procesos del programa de desarrollo cultural en el periodo 2008-2010 y su posterior actualización del 2010 al 2015

  • Resultados de encuentros e intercambios con Directores de Centros Provinciales de Casas de Cultura, Directores de Casas de Cultura y profesores Instructores de Arte con trayectoria destacada.
  • La evaluación de los objetivos de trabajo anuales del Consejo Nacional de Casas de Cultura y los centros Provinciales de Casas de Cultura.
  • Se revisaron:
  1. Las intervenciones de la Dra Graciela Pogolotti acerca de la legitimación de la Casa de Cultura en el trabajo Cultural Comunitario en los comienzos del siglo XXI.
  2. Compendio Pensamiento y Política Cultural Cubanos. IV Tomos. Dr. Armando Hart Dávalos.
  3. Metodología y práctica del desarrollo comunitario. Ezequiel AnderEgg

Objetivo general:

Redimensionar el sistema de Casas de Cultura, a través de procesos de gestión cultural participativo, sostenible y que respondan a las especificidades locales.

Objetivos específicos:

  1. Fortalecer el desarrollo institucional y el impacto social de la casa de cultura en la vida cultural de la población.
  2. Contribuir a la formación y desarrollo de capacidades creativas, apreciativas y valores cívicos en niños, adolescentes y jóvenes.
  3. Fortalecer la superación profesional de los recursos humanos del Sistema, enfatizando en el desempeño de los profesores instructores de arte y directivos.
  4. Fortalecer la labor de salvaguardia de las expresiones del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) y sus procesos creativos desde la gestión comunitaria.
  5. Dimensionar el trabajo técnico-artístico del MAA como proceso enriquecedor de la vida cultural en las comunidades.
  6. Contribuir desde la casa de cultura al fortalecimiento del trabajo cultural comunitario y las estrategias de desarrollo local desde la cultura.
  7. Incrementar la promoción nacional e internacional de la labor cultural del Sistema en las comunidades.

Super User

Redes sociales